Jane Walker es el whisky con el que Diageo celebra el Día Internacional de la Mujer. Se venderá sólo en EE.UU, coincidiendo con la fecha más femenina del calendario: el 8 de marzo.

Si todos los 8 de marzo, las mujeres celebran su Día internacional con reivindicaciones justas, este 2018 se presenta más caliente que nunca después del movimiento global sin precedentes por los derechos, igualdad y justicia de las mujeres. Y, mediáticamente, la campaña #MeToo iniciada en EE.UU tras las denuncias de las actrices de Hollywood por acoso sexual, ha animado a todas las mujeres del planeta a unirse más que nunca. La huelga anunciada para el 8 reza: "Si nosotras paramos, se para el mundo".

Y así sería sin duda pero, entre tanta reivindicación, también hay empresas, con mujeres a la cabeza, que apuestan por campañas de marketing emocional para hacerse oír. Éste es el caso de Johnnie Walker Black Label, el famoso whisky escocés, cuyo caballero del logotipo, el Striding Man, lleva más de cien años caminando a zancadas solo y que, por fin, ha encontrado una mujer que quiere acompañarle en su camino. Su nombre es Jane Walker y, como no podía ser de otra forma, se trata de una botella elegante, de edición limitada, a un precio de 35 dólares y que se pone a la venta, sólo en EE.UU, coincidiendo con la fecha más femenina del calendario: el 8 de marzo.

En las redes, Diageo (la compañía propietaria del whisky y líder en el mundo de licores premium) lo anunciaba así: "Les presentamos a Jane Walker, nuestro nuevo icono que celebra el progreso en los derechos de las mujeres. Con cada paso, todos avanzamos". Aparte de pretender atraer con esta acción a más consumidoras mujeres, la firma se apunta otro tanto sumándose a una buena causa social: por cada una de las 250.000 botellas producidas de Jane Walker Edition, se donará un dólar a varias organizaciones que defienden las causas de las mujeres. El hastag del programa, será #WalkWithJane.
Inspirar a mujeres


Una de ellas, será la Monumental Women, capitaneada por Elizabeth Stanton y Susan B. Anthony y que pretende erigir un monumento en el Central Park de Nueva York que rinda homenaje a las líderes del sufragio, incluidas Elizabeth y Susan. Otra, consistirá en donar parte de las ganancias a She Should Run, dedicada a inspirar a las mujeres a postularse para un cargo público. Un total de un cuarto de millón de dólares destinado a causas muy femeninas.

Lo cierto es que desde 1893, fecha en al que nació la marca, las mujeres han jugado siempre un papel muy importante, incluida la mujer del fundador, Elizabeth Walker, fundamental en la creación del whisky mezclado. Además, en la actualidad, casi la mitad de los 12 mezcladores expertos de la marca son mujeres, con un liderazgo femenino en los puestos ejecutivos de marketing.

Stephanie Jacoby, vicepresidenta de Johnnie Walker, asegura que las conversaciones importantes sobre el género siguen estando a la vanguardia de la cultura y por eso, apunta que "no hay mejor momento que ahora para presentar el icono de Jane Walker y contribuir a las organizaciones pioneras que comparten su misión".


Stephanie continúa afirmando que "Jane Walker no reemplazará el ícono original del hombre que anda dando zancadas, pero ahora 'caminará' junto a él para representar el compromiso de la marca con el progreso en la igualdad de género. Con ambos iconos, nuestro objetivo es inspirar a la gente a 'Seguir caminando'. Es otra forma de rendir un simpático homenaje a la mujer de hoy, caminando al lado del hombre, no detrás.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.